sábado, 21 de agosto de 2010

" LA CIUDAD DE SANTANDER "


aparcado en la puerta el Seat-600 matrícula CA-26818, propiedad de Don Antonio Fernández. Años sesenta.

La zapatería, mantiene la fachada última que tuvo "La ciudad de Santander"

Actual fachada de la que fué "La Ciudad de Santander" en ella están ahora una entidad bancaria y una zapatería.

Los propietarios de "La Ciudad de Santander". Don Manuel Alvarez a la izquierda y Don Antonio Fernández a la derecha.

A la izquierda Don Antonio Fernández, uno de los propietarios.
Detrás con bigote, Manolín Alvarez uno de los hijos de Don Manuel Alvarez, el otro propietario.
Frente a Don Antonio Fernández, "Juanito Cuevas" dependiente del bazar.
Detrás un cliente.
A la derecha, con bigote, Ricardo Alvarez, hijo también de Don Manuel Alvarez.
ESTE AÑO 2010, SE CUMPLEN CIEN, DESDE QUE UN SANTANDERINO, DON AGUSTIN SAIZ DEL CORRAL, DE CABEZÓN DE LA SAL, PARTIDO JUDICIAL DE TORRELAVEGA, SE AFINCARA EN JEREZ Y FUNDARA UN NEGOCIO EN LA CALLE LARGA ARRENDANDO DOS FINCAS, LA NÚMERO CINCO Y LA NÚMERO SIETE Y AL QUE DIÓ EL NOMBRE DE "LA CIUDAD DE SANTANDER".
ESTABA ESTE NEGOCIO, DEDICADO PREFERENTEMENTE A LA VENTA DE ARTICULOS DE MERCERÍA.
DON AGUSTÍN, ESTABA CASADO PERO EL MATRIMONIO NO TENÍA HIJOS. POR ESE MOTIVO, AL FINALIZAR LA GUERRA, OFRECIÓ A SUS DOS EMPLEADOS, DON MANUEL ALVAREZ Y DON ANTONIO FERNÁNDEZ, LA POSIBILIDAD DE QUE SE HICIERAN CARGO DEL NEGOCIO COMO PROPIETARIOS DEL MISMO. DESPUÉS DE CONCLUIDAS LAS NEGOCIACIONES, SE HICIERON CARGO POR FIN DEL NEGOCIO AL QUE MANTUVIERON SU NOMBRE COMERCIAL AMPARADO BAJO LA FUNDACIÓN DE LA SOCIEDAD "ALVARES Y FERNÁNDEZ, SOCIEDAD REGULAR COLECTIVA".
EN EL AÑO 1967, A LA MUERTE DE MI ABUELO, DON ANTONIO FERNÁNDEZ VEGA, PROPIETARIO DEL CINCUENTA POR CIENTO DE LA SOCIEDAD, FUÍ A TRABAJAR A "LA CIUDAD DE SANTANDER".
TRABAJABAN ALLÍ ENTONCES, LOS HIJOS DEL OTRO PROPIETARIO, DON MANUEL ALVARES, COMO DEPENDIENTES. ESTOS ERAN RICARDO, DIEGO E ISABEL. TAMBIÉN A RATOS PERDIDOS COLABORABA EN EL NEGOCIO, MANOLO, AGENTE COMERCIAL.
YA POR ESA FECHA, "LA CIUDAD DE SANTANDER", SE DECICABA A LA VENTA DE ARTÍCULOS DE VIAJE, COMPLEMENTOS, PERFUMERÍA, MERCERÍA, JUGUETERÍA Y ARTICULOS DE REGALO.
ESTUVE ALLÍ POR ESPACIO DE DIEZ AÑOS HASTA QUE ME DEDIQUE A LA PROFESIÓN DE AGENTE COMERCIAL.
EN ESOS DIEZ AÑOS, VIVÍ INTENSOS MOMENTOS COMERCIALES Y TRABÉ AMISTAD CON MUCHÍSIMOS CLIENTES Y MUCHÍSIMOS COFRADES JEREZANOS EXTENDIENDOSE DESDE ENTONCES MI VINCULACIÓN PERSONAL Y PROFESIONAL CON MUCHOS SECTORES DE JEREZ.
AQUELLA TIENDA POR LA QUE PASARON VARIAS GENERACIONES EN LOS OCHENTA AÑOS EN LOS QUE PERMANECIO ABIERTA, FUÉ TESTIGO MUDO DE MUCHISIMOS ACONTECIMIENTOS DE LA HISTORIA RECIENTE DE NUESTRA CIUDAD. TENÍA UNA "CASAPUERTA" DONDE MANTENIAMOS DURANTE TODO EL AÑO UNA CONTINUA EXPOSICIÓN DE JUGUETES Y QUE FUÉ VISITADA POR TODOS Y CADA UNO DE LOS QUE FUIMOS NIÑOS EN JEREZ.
HOY SE PODRÍAN HABER CUMPLIDO CIEN AÑOS DESDE QUE SE FUNDARA. LA CRISIS QUE VIVIÓ EN LOS AÑOS OCHENTA EN QUE DISMINUYÓ SU CAPACIDAD DE NEGOCIO DE MANERA OSTENTOSA, HIZO QUE ANTE UNA OFERTA PRESENTADA POR LA CAIXA, AMBOS PARTES DE LA SOCIEDAD DECIDIERAN VENDER LA MISMA.
YO FUÍ EL ÚNICO DE LOS PROPIETARIOS QUE NO FIRMÓ EL CONTRATO DE COMPRAVENTA. ENVIÉ UN PODER PARA QUE EN MI NOMBRE FIRMARA MI MADRE YA QUE NO ESTABA EN MI ANIMO EL DESPRENDERME DE AQUEL NEGOCIO QUE TANTAS SATISFACCIONES ME DIÓ DESDE QUE SIENDO NIÑO LO FRECUENTABA Y DESPUÉS CUANDO ME DEDIQUÉ PROFESIONALMENTE A EL DURANTE UNA DÉCADA. SIGO PENSANDO QUE SI LO HUBIERAMOS RENOVADO, HOY SEGUIRÍAMOS TENIENDO UN NEGOCIO QUE FORMABA PARTE DE LA CIUDAD.
POR ESO AL CUMPLIRSE LOS CIEN AÑOS DESDE SU CREACIÓN, HE QUERIDO TRAER A MI BLOG ESTE RECUERDO HACIA AQUELLO QUE FORMÓ Y FORMARÁ SIEMPRE PARTE DE MI VIDA, Y DESDE AQUÍ, ENVIAR UN SALUDO LLENO DE CARIÑO A TODOS AQUELLOS QUE LEAN ESTE RECUERDO Y QUE FUERON CLIENTES DE "LA CIUDAD DE SANTANDER" Y MUY EN ESPECIAL A RICARDO, DIEGO ISABEL Y MANOLÍN ALVAREZ QUE DEJARON MUCHOS AÑOS DE SU VIDA CON SU ESFUERZO Y SU TRABAJO EN AQUEL NEGOCIO TAN QUERIDO Y AÑORADO POR TODOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada